GLMsuit

  • Entorno On-Premise (Instalación local)

    Cuando hablamos de este tipo de entornos, nos referimos a la instalación de un sistema en una ubicación física, es decir, un entorno de TI in-house. Debido a que los centros de datos se encuentran en las instalaciones, el equipo de TI tiene control sobre ellos. Por otro lado, los centros de datos se adaptan a las necesidades específicas de la empresa y pueden ser usados para ejecutar desde servidores privados hasta aquellos gestionados por terceras partes.

    Sin embargo, el mantenimiento de este tipo de infraestructura requiere un mayor nivel de inversión, ya que el negocio es el encargado de la configuración del hardware, la compra de licencias, las capacidades de integración y actualizaciones de los sistemas.

  • Entorno Cloud (Nube)

    En comparación con los entornos On Premise, el despliegue de sistemas y aplicaciones en la nube se lleva a cabo en centros de datos virtuales y totalmente gestionados por el proveedor cloud. En este caso, los propietarios de los datos pueden acceder a la red de forma remota y tendrán la posibilidad de escalar la infraestructura de acuerdo al crecimiento de las bases de datos o los requerimientos y es posible elegir entre tres diferentes opciones de infraestructura cloud:

    Software as a Service (SaaS), donde el proveedor de servicios se encarga de todo, y la empresa sólo tiene que pagar por aquellos recursos que utiliza.

    Infrastructure as a Service (IaaS) se refiere a la gestión y despliegue de datos en infraestructura perteneciente a la empresa. En este caso, proveedores cloud como AWS, ofrecen soluciones para que los desarrolladores gestionen servidores virtuales de acuerdo a sus necesidades.

    Platform as a Service (PaaS) es una plataforma para el desarrollo y hospedaje de las aplicaciones de una empresa. Es una combinación entre el servicio cloud y el IaaS y existen tres tipos: nube pública, privada e híbrida.

  • Equipo de implementación del ERP

    Al implementar un ERP que denomina a los sistemas que cruzan la organización de punta a punta, deberíamos tener en claro, como primera reflexión, que estamos frente a un proyecto y como tal, se trata de un esfuerzo temporal, único y progresivo. Por eso, entre otros ítems, es necesario considerar de antemano como será la conformación del equipo de implementación del ERP.